The Noom Square

fiestas

Origen de las fiestas

Llegan la fiestas, y para muchos eso implica gastos, nostalgias, alegrías, empachos de chocolate, situaciones familiares bizarras… qué tal si viajamos en el tiempo para ver quienes son los responsables de toda esta vorágine de fin de año.

La Fiesta de Navidad es una tradición cristiana que se remonta al siglo IV en Europa. La misma celebra el Natalicio del hijo de Dios. Sin embargo, la elección de la fecha no tiene base ni en la Biblia ni en ningún otro libro sagrado. Si leemos el  Evangelio de San Lucas y lo tomamos literalmente, tendríamos que interpretar que  Cristo nació mas bien cerca del solsticio de verano del hemisferio norte, ya que, ademas de los Reyes Magos, son unos pastores cuidando su rebaño durante la noche quienes reciben la noticia de la llegada del Mesías (es decir, que el rebaño aun pastaba, y por ende aun era verano).

Entonces, de dónde viene la fecha del 25 de diciembre, solsticio de invierno en el hemisferio norte? En realidad, la elección de la fecha ni siquiera viene de alguna tradición judeocristiana, sino que viene de la religión que ellos llamaban “pagana”.

Para ello, hay que remontarse al fin de la Antigüedad Clásica. El Imperio Romano tardío, que atravesaba constantemente periodos de anarquía, era un mosaico de pueblos, culturas y religiones. Entre estas ultimas, se destacaban el culto a los conocidos dioses romanos de un lado, el culto al dios Mitra por otro lado, y también el emergente culto cristiano. Todos ellos tenían muchos rasgos en común, y todos tenían sus respectivos rituales en periodos precisos, generalmente ligados a fenómenos naturales, como los solsticios o los equinoccios.

  • El cultmithra02o de Mitra

Antes del año 354, algunos Romanos solían celebrar el Sol Invictus, fiesta ligada al culto del dios Mitra, “el Sol invencible”. La fecha de esta celebración coincidía con el solsticio de invierno en el hemisferio norte. El mitraîsmo era una creencia monoteísta con origen persa y que compartía muchos rasgos con el cristianismo, como por ejemplo la eucaristía y la creencia de la salvación del alma después de la muerte.

 

  • Saturnales

Las Saturnales fueron unas fiestas que se desarrollaban los días previos al solsticio de invierno en todo el imperio, en honor a Saturno, dios del tiempo. Era un momento de gran celebración, donde se invertían los roles de la sociedad: los esclavos eran libres y los hombres libres “jugaban” a ser esclavos. Era la ocasión de grandes banquetes y regalos entre amigos.

  • Cristianismo

Mientras tantos, los creyentes de la “nueva religión” cristiana, los cuales ya abundaban en el Imperio a fines del siglo IV, celebraban el nacimiento del Mesías el 6 de Enero, el día de la Epifanía – o en otras palabras, cuando vienen los Reyes Magos!

El cristianismo se transformó en la religión oficial del Imperio romano con el Edicto de Tesalónica, decretado por el emperador Teodosio en el año 380. Luego del Edicto, es interesante ver que no se buscó eliminar todo resto de religión pagana, sino que se buscó darle un sentido cristiano a las fiestas paganas, en un fenómeno llamado sincretismo. Este concepto se entiende como el intento de unir doctrinas de diferentes creencias. Es por esto que en lugar de eliminar la fiesta al dios Mitra o las Saturnales, se les dio un nuevo significado. Era una manera de hacer de la religión cristiana una continuación de la antigua religión pagana. De esta manera, mostraban que  quienes quisieran convertirse al cristianismo, no iban a tener que aprender nuevas tradiciones.

En conclusión: no, Jesucristo no nació el 25 de diciembre, sino que se trata solo de una adaptación de un antiguo culto romano. Incluso esta fecha solo fue adaptada por la Iglesia de Occidente. En Oriente seguían celebrando la llegada del Mesías el 6 de enero. Esta Iglesia de Oriente es la que luego devino en Iglesia Ortodoxa, quien rige el cristianismo en Rusia y otros países del este europeo hoy en día.

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+


Anabel Salomone

About

Se dedica a la historia del arte en lo que fue Lugdunum alguna vez…


Comentarios

Este post no tiene comentarios.

Bancatelá y opiná

*Tu email no va a ser publicado, tranqui.